lunes, 12 de abril de 2010

Declaraciones de Dignidad.










Decir: Sí, No, No sé, Gracias,Perdón, Te amo.





Declaraciones de Dignidad




Hay un vasto rango de declaraciones que no requieren de una concesión social de autoridad, sino que están asociadas a la dignidad de la persona humana.

En palabras de Rafael Echeverría, ( " Ontología del lenguaje"),son algunas de las declaraciones fundamentales de la vida:




La declaración de aceptación, : Decir " Sí"




La vida es un espacio abierto al "Sí".


Es la declaración que opera por omisión: ( por " default"), mientras no decimos que "no",normalmente se asume que estamos en el "Sí".


Al decir " Sí", o " Acepto" asumimos un compromiso,y esto hace a nuestra identidad.




La declaración del " No".




Decir " No" es una de las declaraciones más importantes que una persona puede hacer.


A través de ella asentamos tanto nuestra autonomía, como nuestra dignidad como persona,podemos arrogarnos el derecho de no aceptar el estado de cosas que enfrentamos,y las demandas que otros nos pueden hacer.


Cada vez que deberíamos decir " NO" y no lo hacemos,_ cada vez que deberíamos decir " Basta" y no lo hacemos, comprometemos nuestra dignidad.


Cada vez que decimos " No", y es pasado por alto, :no somos respetados.


Es la declaración que da forma decisiva a nuestras relaciones:
Es la declaración que define el respeto que nos tenemos a nosotros mismos, y el que nos tendrán los demás.




La declaración de Ignorancia:


Decir " No se´".




Decir " No sé" es el primer paso en un proceso de aprendizaje.


Implica acceder a aquél umbral en el que, al menos, sé que no sé, y entonces me abro y puedo decir:


"Aprenderé", y esto significa crear un espacio en el cual puedo expandir mis posibilidades de acción.
Representa una de las fuerzas motrices más poderosas en el proceso de transformación personal y
de creación de quienes somos.




Declaración de gratitud




El poder generativo de la acción que ejecutamos al decir " Gracias"...: estamos construyendo la relación con la otra persona,: significa hacernos cargo del otro y su propia inquietud de ser reconocido.




Pedir y dar perdón.


La responsabilidad que nos cabe sobre nuestras acciones, no la podemos hacer depender de las acciones de otros.


"Pedir" perdón y" perdonar" siempre significa además, reparar un daño.


El resentimiento nos hace esclavos de quienes culpamos...
Poder perdonar es un acto de liberación personal. Y nos responsabiliza por nuestro bienestar.


Perdonarse a sí mismo es una manifestación del amor propio, y a la vida propia.




La declaración de amor:


Decir " Te quiero"




Decirlo o no decirlo,no es indiferente a la relación que construimos con el otro.


Y forma parte de la construcción de estos mundos " compartidos".


Tanto hablar como callar, genera nuestro mundo.




Somos tiempo-espacio para la propia posibilidad.