martes, 3 de noviembre de 2009

Celebraciones






Celebración de las bodas de la razón y el corazón



¿Para qué escribe uno, si no es para juntar sus pedazos? Desde que entramos en la escuela o en la Iglesia, la educación nos descuartiza: nos enseña a divorciar el alma del cuerpo y la razón del corazón.
Sabios doctores de Ética y Moral han de ser los pescadores de la costa colombiana, que inventaron la palabra
Sentipensante para definir el lenguaje que dice la verdad.



Celebración de la Voz humana



Los indios Shuar, los llamados Jíbaros, cortan la cabeza del vencido. La cortan y la reducen, hasta que cabe en un puño, para que el vencido no resucite.

Pero el vencido no esta del todo vencido hasta que le cierran la boca.

Por eso le cosen los labios con una fibra que jámás se pudre.


De: " El libro de los abrazos", Eduardo Galeano. 1989.