jueves, 11 de noviembre de 2010

"Estafador del dolor" Gastón Led.











Como un desposeído, imprudente voy

resignando toda cuestión, sin coartada,

naufragando bajo una huracanada tormenta.



Un agnóstico, sin moral, ni fe,

presumiendo la seguridad

de poder beber la arena del desierto.



Temeroso, vaticino un día

a la luna, clarificando en mi camino

una terrible oscuridad.



Sentándome en el banquillo de acusados,

culpándome de mi propia hipocresía,

atestiguando mi desaprovecho.



¿Quién va a acunarte a ti,

el día que el tiempo

detenga la ventajosa posibilidad

que dan las horas al pasar

el título de experiencia,

y a cada nueva incógnita

hambrienta de vida

la necesidad de respuestas?



¿Quién te protegerá,

cuando no queden palabras de amor

ni agradecimiento para aquellos

que estuvieron antes ahí?



El "yo" se convierte en fantasma.

La evasión se desangra.

La realidad sucumbe tu última mirada.

Gastón Led.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bellisimo !!!! bravo

Anónimo dijo...

mrci

Anónimo dijo...

merci

el despro dijo...

merci